«Los Médici. Un hombre al poder» de Matteo Strukul

Hace un año aproximadamente leí y reseñé el primer tomo de esta serie de libros sobre los Médici. En aquella ocasión, Strukul hablaba sobre la fundación de la dinastía, por así decirlo, aunque se tienen noticias de la familia desde el siglo XIII, pero sabemos que es a partir de Cosimo il Vecchio (Cosme el Viejo en castellano) que pasan a formar parte de la élite de la ciudad de Florencia y se transforman en mecenas importantísimos para muchos de los principales artistas del Renacimiento italiano.
En este segundo volumen, el autor centra su atención en el nieto de Cosimo il Vecchio, Lorenzo llamado el Magnífico. A su lado, Lucrezia Donati y Leonardo Da Vinci forman el triángulo de personajes más importantes de la historia. Nos encontramos todavía en el inicio de la familia Médici como centro de la vida política y económica de Florencia pero a la cabeza de la familia encontramos en un primerísimo momento a Piero, hijo de Cosimo y padre de Lorenzo y Giuliano, que fue el paterfamilias de los Médici durante un breve periodo de tiempo en el que intentó recuperar los negocios del banco, que se acabarán perdiendo tiempo después con la gestión de sus descendientes.
Cuando muere, Lorenzo se ve casi forzado a tomar las riendas de una ciudad cuyos notables prácticamente les suplicaron que desarrollara el rol que desde hacía dos generaciones llevaba a cabo el cabeza de su familia. Con apenas veinte años, Lorenzo se transforma, de facto, en el principal ciudadano de la República de Florencia.
Aunque es una novela, el autor intenta narrar de la manera más fidedigna algunos de los episodios más relevantes de la vida del Magnífico, entre ellos la destrucción de Volterra o la Conjura de los Pazzi, durante la cual es brutalmente asesinado su hermano Giuliano, de apenas veinticuatro años. Estos hechos marcarán un antes y un después en la psyche del personaje (de la persona, pues parece que así sucedió en la realidad), quien se volverá en adelante más desconfiado y frío.
Leonardo Da Vinci y Lucrezia Donati (quien fue la principal relación romántica de Lorenzo de Piero de Médici aunque este acabó desposándose con Clarice Orsini, matrimonio concertado por motivos políticos, como era habitual en la época) son descritos y dibujados como personas muy cercanas a la figura del Magnífico, a quien apoyan y protegen a lo largo de la historia.
Es una lectura entretenida, quizá mejor hilada que el primer volumen, que gustará a quien esté interesado en esta familia. De todas formas, si lo que se intenta es realizar consultas de datos más específicos, es recomendable consultar otras fuentes.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.